CVE, Circulo virtuoso del envase

Actualizado: ago 27

Este ciclo virtuoso del envase, considera los aspectos más relevantes, aplicables a diferentes tipos de productos y sus necesidades



En múltiples oportunidades, me han preguntado por las características que debería tener un buen envase, pero ¿qué es realmente un buen envase?, es aquel que cumple con requerimientos de protección, vida útil, integridad del producto a envasar, es aquel que ofrece un atractivo diseño, es aquel que se ajusta eficientemente a los procesos productivos del cliente, es aquel que considera todas las variables de legislación vigente, es aquel que da respuesta a las necesidades de medio ambiente, es aquel que tiene un costo beneficio adecuado.


Estas respuestas de acuerdo a mi experiencia, se encuentran en la base dinámica que defino en 7 pasos, cada uno de ellos conformado por diferentes aspectos y análisis que nos llevan a entender y dar una respuesta eficiente para cada producto a envasar.




Este ciclo virtuoso del envase, considera los aspectos más relevantes, aplicables a diferentes tipos de productos y sus necesidades, el compatibilizar los deseos con las variables concretas de cada uno de los puntos, nos llevará a tener una perspectiva individual sumatoria de cada punto que conforma el ciclo, a mayor información mejor será la dinámica que se produce para llegar a obtener un producto final, un envase ajustado a los requerimientos de funcionalidad solicitada.


1-. El ciclo comienza teniendo muy claro el producto a envasar, sus características, sus propiedades, sus necesidades de protección, es el primer paso para comprender cuáles deberían ser los aspectos a considerar en la estructura y tipo de envase a utilizar.


2-. El segundo punto es considerar el proceso productivo disponible en la planta del cliente, dato importante, para poder diseñar un envase que sea compatible con la problemática productiva, el análisis nos entregara información indispensable para definir aspectos de ingeniería y eficiencia en maquinaria de envasado.


3-. El tercer aspecto y muy importante en este ciclo, nos permite conocer las variables de interacción envase/producto, es muy relevante tener en cuenta este punto, ya que dependerá de esta interacción, la integridad física, química, sensorial, organoléptica del producto en el envase, recordemos que el envase es garante de la vida útil del producto, desde su concepción en la planta de procesos del productor, pasando por la distribución, venta en el punto, hasta el usuario final consumidor, este análisis nos entregará información sobre mecánicas, barreras, soldabilidad y hermeticidad requeridas a la estructura del envase.

4-. El cuarto aspecto a considerar dentro de este ciclo virtuoso, son los elementos que conformaran la estructura del envase, la información analizada en los puntos anteriores, nos permite encaminar nuestro objetivo a conformar y diseñar una estructura lo más ajustada a las necesidades funcionales requeridas por el producto y proceso de envasado, barreras, espesor, mecánicas, etc.


5- El quinto aspecto en este círculo virtuoso del envase, son los requerimientos de marketing y diseño gráfico del envase, son las necesidades de comunicar, mediante forma y color, considerando las variables de estructura y proceso señalados anteriormente en los otros puntos, forma y color representan la conectividad, Producto/envase/consumidor, aspecto muy importante para producir sensaciones a través de elementos que conecten imagen, marca y mercado del producto envasado, de acuerdo a la materialidad y sustratos con sus diferentes procesos de impresión, digital, flexo, huecograbado, serigrafía etc.


6- El sexto punto, está referido a análisis envase / medio ambiente, este punto es tremendamente relevante por el impacto que representan los envases ante el medio ambiente, representa un aspecto que no siempre estará alineado con los deseos del mercado y los consumidores, ya que en gran medida el envase, ante todo debe cumplir con su rol de protector, fundamentalmente cuando hablamos de alimentos, productos farmacéuticos, productos químicos, cosméticos etc. Dadas las propiedades y características de los grupos que he mencionado, los factores de deterioro, vida útil, características sensoriales y organolépticas y la interacción envase alimento, elementos que definirán una estructura de adecuada funcionalidad, especialmente por el uso de determinadas barreras y mecánicas que debe poseer el envase para cumplir con el rol esperado, un análisis profundo de estos requerimientos, nos permitirá buscar dentro de lo factiblemente disponible, la compatibilidad con factores de Reciclaje, Reducción o Reutilización, en caso de alimentos, mientras más natural el alimento, menos aditivos, mayor será el requerimiento funcional del envase, ya que tendrá un rol más complejo que contener, deberá proteger de mejor forma las propiedades del alimento, lo mismo sucede con productos farmacéuticos y cosméticos, a modo de ejemplo cuando es casi imposible trabajar con estructuras muy amigables con el medio ambiente, el desafío se direcciona, a obtener estructuras y envases cuyo peso molecular sea muy bajo, de esta manera se controla el efecto de gran peso de residuos no reciclables en el medio ambiente, hoy los avances en mecánica de polímeros, permite obtener estructuras de bajo peso con apropiadas mecánicas, hay estructuras que no pueden ser remplazadas por papel, cartulinas o cartón, que podrían ser más amigables, pero que no cumplen con los requerimientos de protección de acuerdo a análisis de interacción envase alimento.


7- Finalmente, el último punto, de este ciclo virtuoso del envase, representa un aspecto fundamental en la dinámica de obtener el producto más adecuado para envasar un alimento u otro, considerando especialmente el momento que vive la humanidad por la crisis económica que se producirá post pandemia, pone un alto énfasis en el análisis de costos beneficios, los beneficios obligados no pueden ser negociables, los costos se deben controlar al máximo, entendiendo el impacto de costo del envase sobre el producto final, la utilización de apropiadas materias primas, sustratos, tintas, adhesivos, procesos y otros que conforman el envase, impactaran directamente sobre los rendimientos y costos del producto, determinando en un grado, el precio final que pagará el usuario consumidor.


Este esquema que he definido como CVE, Ciclo Virtuoso del Envase, propone crear una adecuada cinética entre los diferentes aspectos que deben considerarse en la fabricación y diseño estructural de un adecuado envase para diferentes tipos de productos a envasar, tomando en cuenta, variables reales que encontramos a diario en el desarrollo o restructuración de un envase.


Autor: Rolando Araya

Subscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon

© 2019 PackagingChile - by SustentaComunica.cl

Packaging - Noticias - Comunidad

PACKGINGCHILE%20HORIZONTAL_edited.png