Columnas de Opinión
, 13 de mayo de 2019

Opinión: Importancia de la economía de triple impacto

Compartir
Un concepto que desde hace un tiempo están impulsando con fuerza los Ministerios de Economía y del Medio Ambiente es la “economía de triple impacto”. Un modelo que establece que la economía de un país debe conciliar el desarrollo económico con el impacto social y el cuidado del medio ambiente.

Durante el último Foro Económico Mundial, desarrollado en Tianjin, China, en septiembre del 2018, una pregunta lideró todo el desarrollo de la cumbre. ¿Cuál es nuestro propósito?, ante la cual, la postura de maximizar la rentabilidad, basados en la tecnología, pero sin considerar las consecuencias del entorno fue desplazada por la necesidad de concebir el triple impacto en los negocios: económico, ambiental y social.

¿Todas las empresas debieran sumarse? Definitivamente la respuesta es sí, pues este modelo nos invita a pensar en qué planeta queremos dejar a las próximas generaciones y es por ello que debemos hacernos cargo de una serie de aspectos que hasta el momento no todas las empresas consideran, partiendo por el cambio climático en lo medioambiental.

Hablamos de un modelo donde la importancia de la innovación y la sostenibilidad son claves para alcanzar un mejor desarrollo y competitividad y el llamado es a que todos nos sumemos.

Por nuestra parte, estamos convencidos de que todas las empresas debemos transitar hacia modelos más respetuosos con el entorno, produciendo impactos positivos y comunicándolos, para que este movimiento pase de ser tendencia a consolidarse.

En este contexto y en concreto, desde Co-Inventa, ayudamos a distintas empresas a reemplazar en su packaging materiales complejos por materiales más fáciles de reciclar, generando grandes beneficios para el medio ambiente. Incluso, en algunos casos, se cambian materiales complejos no reciclables por materiales biodegradables, pues nuestro fin último es tratar que estos productos o materiales utilizados no terminen en un vertedero o relleno sanitario, sino que sean reutilizados, reciclados o biodegradados en condiciones de compostaje. Esa es nuestra forma de apoyar la economía de Triple Impacto.

Los consumidores se identifican cada vez más con empresas B, que se preocupan por el bienestar de las personas y del lugar donde vivimos, por lo que sin duda como sociedad necesitamos más emprendedores y empresas que además de tener modelos de negocio económicamente viables agreguen valor a la industria, impactando positivamente con su actividad a nivel social y ambiental.

Rodrigo González

Gerente General Co-Inventa

TAGS: 3R   CO-INVENTA   ECONOMIA   IMPACTO   SUSTENTABILIDAD   TRIPLE   
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

Comenta aquí

OTRAS NOTICIAS
Reciclaje: un tema más sociocultural que técnico
En 1972, la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano emitió un informe donde se declaraba que los temas medioambientales no son sólo de interés científico, sino también social. Esto implica que toda acción que aporte a disminuir el impacto ambiental aporta a su vez a la sociedad que la rodea.
Opinión: Adiós al Plástico
Ayer 3 de julio el mundo entero celebró el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico, una iniciativa que busca crear conciencia sobre la imperiosa necesidad de reducir de forma efectiva el consumo de bolsas plásticas de un solo uso.
Envases y Medioambiente: la nueva Ley REP
Dra. María José Galotto, Directora de la Plataforma de Innovación para Envases y Embalajes Co-Inventa, entrega su punto de vista referente a la Ley REP, y los cambios que se están generando por parte de la industria y social en el país, en torno a la regulación.
Especial día mundial del medio ambiente: Aires de Cambio
Quienes pasamos los 40, recordamos vivamente aquellos días de invierno en que el aire de Santiago era simplemente irrespirable y no pocas veces había que quedarse en la casa para evitar las enfermedades respiratorias. Aunque desde hace décadas se han implementado númerosas medidas, desde la restricción vehícular hasta la prohibición de uso de la leña, hasta el presente parece ser un problema insoluble.
Web: www.packagingchile.cl / Publicidad: rene@packagingchile.cl

Powered by Global Channel